viernes, 1 de mayo de 2015

Consecuencias de succionar el pulgar

      Puede parecer que el hecho de que un niño "se chupe el dedo" no tenga mayor importancia....pero sí que la tiene, y mucho. Con este hecho, cuando el niño ya comienza a tener dientes, los va deformando con la presión que ejerce el pulgar sobre ellos, hasta ocasionar una maloclusión dental y paladar ojival, y posteriores problemas articulatorios. También puede ocurrir con el uso prolongado del chupete, y por ello se recomienda un uso moderado.